La fuga de empresas de Catalunya
Tras el referéndum del 1-O, el Rey, el presidente del gobierno, Mariano Rajoy, y su cúpula de gobierno, se entregaron a la labor de facilitar una fuga de empresas de Catalunya.

El estado realizó una retirada masiva del dinero que tenía en los bancos catalanes - retiraron unos 2000 millones en un solo día - y los altos representantes del estado contactaron con sus directivos, era la operación para que CaixaBank y al Banco de Sabadell, tuvieran la coartada para sacar sus sedes sociales de Catalunya.

No era un problema porque ambas entidades sabian que el dinero sería nuevamente ingresado en cuanto se hiciese el traslado, como así sucedió.
Isidre Fainé, estaba convencido de que se iba a producir una declaración de independencia y estaba decidido a sacar todas las sedes sociales de Catalunya, por prudencia, con el cambio de sedes se aseguraba la estabilidad jurídica y quedaba bien con el poder.
Hay unas 2000 personas que son la cúpula del poder, empieza por el rey y sigue con los bancos y los grandes empresarios, ellos son los que mandan sobre los medios de comunicación, la economía y todos los ciudadanos

 CaixaBank está en esa cúpula por lo que era natural que actuase coherentemente con ese poder
La Caixa y el Banco de Sabadell, desde 2015, estaban amenazando con marcharse si se seguía adelante con el proceso independentista (ver noticia)

A ambas entidades no les costó ningún esfuerzo marcharse, la operación montada por el gobierno, era la excusa perfecta para hacer el traslado
09 de octubre del 2017
Todas las empresas catalanas del Ibex35, menos Grifols, habían anunciado el traslado de su sede social fuera de Catalunya, estas empresas eran el Banco de Sabadell, todas las del grupo “La Caixa” y Colonial. Grifols no se molestó en sacar su sede de Catalunya porque el 95% de su negocio está fuera de España.
4 de octubre del 2017
Isidre Fainé (CaixaBank) y Josep Oliu (Banco de Sabadell) informan a Carles Puigdemont, Oriol Junqueras y a los presidentes de la “ANC y “Òmnium” de que no tenían otra alternativa que trasladar sus sedes sociales fuera de Catalunya.

5 de octubre del 2017
El Banco de Sabadell traslada su sede a Alicante.

En CaixaBank, para dar este paso, tenían que convocar una asamblea de accionistas que diera el visto bueno, eso requería de un tiempo que no tenían, Fainé tenía prisa en su deseo de “ceder” a las presiones del gobierno.

La solución fue que el gobierno aprobase un decreto ley, pactado con el PSOE y Ciudadanos, según el cual, esa asamblea ya no era necesaria. De esta manera, CaixaBank, pudo trasladarse a Valencia rápidamente.
- El caso SEAT

SEAT, la  empresa automovilística filial de la multinacional alemana Volskwagen, con sus mas de 13000 empleados, es la empresa con mas trabajadores de Catalunya y decidió que mantendría su sede, lo que provocó una fuerte presión de la Casa Real, instando a sus directivos a marcharse de Catalunya.

Pero el presidente de SEAT, Luca de Meo, resistió las presiones de la Casa Real y mantuvo la sede social en Catalunya.

Se organizó un comité de crisis que se reunía todos los días para estudiar los escenarios posibles.

Finalmente, SEAT se mantuvo en su posición de mantener su sede social en Catalunya.
Tengamos en cuenta que se trata de un traslado de sede social.
Una empresa que figura ser catalana, pasa a ser de otro lugar, pero el trabajo, la producción y la actividad se siguen haciendo en Catalunya. Aunque el marco legal pasa a ser el del lugar de la nueva sede social, la sede fiscal, mientras no haya independencia, sigue estando en Catalunya.
El cambio de sede social permite, en caso de independencia de Catalunya, evitar quedar fuera de España y el marco de la UE