Torra, en su conferencia, incide en la complicidad del “govern” con la sociedad catalana, siendo el estado español el contrincante.

Relaciona el proceso independentista con la democracia y la paz y repite la idea de que la causa catalana ha tenido gran repercusión internacional gracias a ser una causa por la democracia y la libertad frente a los abusos de España, a la que compara con Turquía o Hungria.

Une las aspiraciones independentistas a las aspiraciones de todos los pueblos que quieren vivir en paz, libertad y convivencia.

Relaciona al estado español con la intolerancia y la violencia al que, a pesar de todo, se le tiende la mano para el diálogo, pero deja claro que se trata de un diálogo para llegar al objetivo de un referéndum de independencia de forma acordada.

Destaca los principales méritos del movimiento independentista:
- Actuar de forma activa, tomando la iniciativa.
Entendemos que se refiere a la utilización del “parlament” para crear leyes de desconexión y la utilización de las masas populares para organizar grandes movilizaciones.

- Priorizar la unidad superando los intereses particulares y de partido.
De esta manera ignora los enfrentamientos y desavenencias entre los partidos independentistas y los diferentes intereses personales que enfrentan a los implicados en el proceso.

- El proyecto independentista es inclusivo y bueno para todos.
“Crear nación”, involucrar a todo el mundo en la catalanidad y la conciencia nacional. En relación a esto hace un llamamiento al empoderamiento popular para que en los próximos meses, todos juntos, obtengan el objetivo de la independencia.

Abunda en las bondades de la independencia, argumentando que Catalunya tiene unas bases económicas sólidas que, en un estado independiente, se podrían poner al 100% al servicio de la reducción de desigualdades y a garantizar igualdad de oportunidades.

Propone concentrar todas las energías en una “marcha” por los derechos civiles, sociales y nacionales - que ha de empezar en este momento y no finalizar hasta la sentencia a los presos -, consistente en:
- Movimiento republicano de base.
Apoyar y hacer crecer el movimiento independentista popular.

- Creación de un Fórum Cívico social y constituyente.
Implicar a los ciudadanos haciéndoles sentir que son un sujeto político constituyente.

En estos dos puntos se refiere a crear un estado de concienciación y movilización popular permanente, para esto están la ANC, Ómniun, las organizaciones juveniles independentistas y también se cuenta con los CDR.

No se entenderá ninguna sentencia a los presos que no sea la de absolución.

- Instituciones (Generalitat, Parlament, Ayuntamientos, etc...).
Se han de centrar en desplegar todas las medidas sociales que fueron suspendidas por el Tribunal Constitucional.

- Consell de la República.
De la mano de Puigdemont, su tarea es conseguir apoyos internacionales y mostrar que en España no hay justicia y que hay que ir a buscarla fuera.

Explica que las formas para reivindicar la independencia en el contexto internacional son:
- Somos una nación con cultura e historia propias y tenemos derecho
  a un estado.
- Hay una mayoría que quiere la independencia y la ha expresado en
  un proceso democrático.
- Vivimos sometidos a un régimen de discriminación y vulneración de
  derechos que no nos deja ninguna otra salida.

La forma de conseguir estos objetivos, según Torra en su conferencia, es con los ciudadanos de Catalunya, que se han de coordinar, fortalecer las organizaciones populares y desarrollar un plan estratégico, implìcarse en las movilizaciones y el movimiento popular.

Finaliza diciendo que “Tenemos el deber de hacer realidad el derecho a la autodeterminación”.

Paralelamente, todas estás acciones se recogen en el manual “Estratègia i Acció Republicana”, elaborado por “Poble Lliure” uno de los partidos que forman la CUP.

En resumen:
Insta a la población a mantenerse unida y movilizada en favor del proceso independentista y la liberación de los presos implicados en el “procés” y se presenta como un servidor del mandato de esa misma población.

Apela a la unidad de los partidos independentistas formando un solo bloque, es una referencia a “La Crida” ideada por Puigdemont, ignorando las diferencias y discrepancias entre ellos.

Muestra especial preocupación por la sentencia del juicio que se ha de realizar a los presos por el “procés”, de hecho, pone todo el programa y acciones en función de esa sentencia que no se admitirá si no es de absolución. Dice que, si los presos no son absueltos, se pondrá en manos del “parlament” y se actuará en consecuencia.

En definitiva, podemos decir que la conferencia de Torra, nos deja ver que existe una profunda preocupación por el futuro de los políticos presos por el “procés”. En realidad, esa parece ser la máxima preocupación y se trata de hacer un difícil juego de equilibrio destinado a realizar una política que favorezca en lo posible a los presos y, al mismo tiempo, no decepcionar a una población a la que se ha ilusionado.