3 Aniversario de la invasión de Irak
Si le interesa este reportaje , alguna fotografía o tiene algo que comentar, escriba a : report-fotografia@report-fotografia.com
3anivgerirak.jpg
Unas 2000 personas según la Guardia Urbana y 5000 según la organización, participaron en la manifestación en recuerdo del tercer aniversario de la invasión de Irak, pidiendo el fin de la guerra.
El acto fue organizado por la “Plataforma Aturem la Guerra” y, partiendo del cruce de Pg. de Gràcia con Ronda Sant Pere, pasó por Vía Layetana hasta finalizar en Pla de Palau.
Dsc_3051.jpg
Dsc_3074.jpg
Foto: Jesús Eloy de Mateo
Dsc_3079.jpg
Foto: Jesús Eloy de Mateo
La manifestación transcurrió de una forma pacífica y festiva, como es costumbre en este tipo de actos y, en ella pudimos ver rostros expresivos y llenos de humanidad
En estos tiempos terribles que nos toca vivir, una vez eliminado estratégicamente el Imperio Soviético, dejando al tercer mundo descabezado y sin líder, no es de sorprender, y no sorprende a los estrategas, la ola de violencia que nos asola. La verdadera naturaleza del terror, su auténtica utilidad es su inigualable efectividad, como arma política y como agente de infección social.
Incluso aquellos gobiernos que fueran honestos y
Foto: Jesús Eloy de Mateo
Una vez desaparecida la Unión Soviética, ha quedado eliminado el contrapeso. Se impone el pensamiento único y la globalización y aparece un nuevo escenario con un nuevo espacio que hay que conquistar.
Esta vez es el espacio mundial, no se trata de una porción de poder, se trata del poder total, de la organización global del mundo y de quien va a imponer esta organización y sus fines.
Dsc_3068.jpg
Dsc_3090.jpg
Foto: Jesús Eloy de Mateo
Foto: Jesús Eloy de Mateo
Dsc_3121.jpg
Preguntas y respuestas sobre la guerra de Irak

Noam Chomsky, Edward Herman y Anthony DiMaggio
Foto: Jesús Eloy de Mateo
1. Sobre la reconstrucción.

Anthony DiMaggio: Se ha reconocido ampliamente en la prensa convencional que la “reconstrucción humanitaria” de Irak es un fracaso. No obstante, es interesante observar las razones que se dan al respecto: la resistencia obstaculiza la reconstrucción, no había una previsión perfecta por parte de la Administración Bush sobre el plan del proceso de coordinación de la reconstrucción, los excesivos “cambios rápidos de personal” de los estadounidenses involucrados en la reconstrucción, el dinero estadounidense ha ido “necesariamente” a la “pacificación” en vez de a la reconstrucción, etc. Lo que se omite sistemáticamente es cualquier responsabilidad real de la Administración Bush por no haber dado prioridad alta a la reconstrucción humanitaria.

Chomsky: Las excusas también pasan por alto el hecho de que la insurgencia nació de la brutalidad de la invasión y la ocupación (que es, de hecho, uno de los fracasos más asombrosos de la historia del ejército). Los nazis tuvieron menos problemas en la Europa ocupada, y los rusos tuvieron menos dificultad para mantener sus satélites durante décadas. Es difícil pensar en algo análogo. Pocos meses después de la invasión, me reuní con un médico de larga experiencia en una de las principales organizaciones de ayuda, que había ejercido en algunas de las peores partes del mundo. Acababa de regresar de Bagdad, donde estaba intentando reestablecer los servicios médicos, pero no podía hacerlo por la incompetencia del CPA (Coalition Provisional Authority, Autoridad Provisional de la Coalición). Me dijo que nunca había visto tal cóctel de “arrogancia, ignorancia e incompetencia”, refiriéndose a los civiles del Pentágono que estaban a cargo. De hecho, era monumental. Ni siquiera pudieron defender los sitios de WMD (armas de destrucción masiva)que estaban bajo supervisión de la ONU, así que fueron sistemáticamente saqueados, de tal forma que cayó en manos de alguien (probablamente yihadís) un equipamiento de alta precisión apto para producir misiles y armas nucleares, peligrosas bio-toxinas, etc. que EE.UU., el Reino Unido y otros habían proporcionado a Saddam. La ironía es casi indescriptible.
virtuosos, se ven impotentes ante esta situación, que acaba con su honestidad y virtuosismo.
Los gobiernos que no son ni honestos ni virtuosos, aquellos que sirven a intereses no democráticos, que sirven a intereses económicos, financieros o religiosos, aquellos que apelan a los bajos sentimientos, como la nación la patria, la cultura, la historia, aquellos que son títeres del más fuerte de los poderes, o simplemente son tiránicos en defensa de la preservación de su propio poder, incluso, pueden llegar a provocar esta situación, ya sea en el extranjero o en su propio país.