Cárcel Modelo de Barcelona
Report Fotografía / 29 de marzo del 2018
Texto: Joaquín Álvarez Fotografías: Eloy de Mateoe Mateo
3749 BN Foto Eloy de Mateo.jpg
Fachada de la cárcel Modelo, de Barcelona / Foto: Eloy de Mateo
La cárcel modelo, la más grande de Barcelona y de Cataluña durante un siglo, ha cerrado su actividad el pasado verano de 2017.

Un siglo de actividad penitenciaria, una especie de vaso comunicante, donde el mundo de la superficie enviaba todo aquello que no quería ver a un inframundo de miseria y de dolor.

Sin embargo, como dice el adagio "tal es arriba, tal es abajo", las diferencias y divisiones sociales se conservan y se reproducen en ese inframundo, en palabras de Mateu Segui: "la prisión es el coladero de la ciudad", es reproducir en un lugar pequeño y confinado las mismas situaciones sociales, a mayor riqueza, mayor comodidad, a mayor poder, mejor situación.
Foto Eloy de Mateo
Exterior de la cárcel Modelo de Barcelona / Foto: Eloy de Mateo
Foto Eloy de Mateo
Foto Eloy de Mateo
Celda de la cárcel Modelo de Barcelona / Foto: Eloy de Mateo
Galería de la cárcel Modelo de Barcelona / Foto: Eloy de Mateo
Algunos datos

Fue creada según las ideas del jurista y filosofo Jeremy Bentham, ideólogo del Panóptico, es una cárcel circular donde los vigilantes pueden controlar a todos los reclusos visualmente.

El panóptico ideaba la "cárcel modelo" como instrumento de control social basado en la vigilancia y en la incertidumbre que conlleva dicha vigilancia.

Se trata de un edificio en forma de estrella, con seis galerías de tres pisos cada una, que convergen en el centro donde está el puesto de control o panóptico.

Inaugurada el 9 de junio de 1904, cesó en su funcionamiento el 8 de junio de 2017.
Foto Eloy de Mateo
Panóptico de la cárcel Modelo de Barcelona / Foto: Eloy de Mateo
Foto Eloy de Mateo
Siempre bajo una intensa sobrepoblación, con mucha más población penal de la que para la que estaba preparada y de la deseable, tuvo varias ampliaciones y rediseños a través de sus 113 años de historia, se instalaron locutorios para contactos legales y familiares, geriátrico, patios, jardines, etc.

Los muros y cancelas tuvieron que ser reforzados década tras década, ya que los contactos ilegales con el exterior, se sucedían, por ejemplo, con el lanzamiento de paquetes. A su vez, la prisión siempre hizo de esa parte del barrio un lugar doloso, los familiares solían alquilar algún piso de las inmediaciones, sobretodo cuando era por condenas de larga duración.
Panóptico de la cárcel Modelo de Barcelona / Foto: Eloy de Mateo
Foto Eloy de Mateo
Foto Eloy de Mateo
Exterior de la cárcel Modelo de Barcelona / Foto: Eloy de Mateo
Barbería de la cárcel Modelo de Barcelona / Foto: Eloy de Mateo
Siguiente >>